Esta tecnología funciona por medio de puntos de acceso con un alcance limitado de servicio.

La tecnología más utilizada para la conexión a Internet de forma inalámbrica se conoce con el nombre de Wi-Fi, acrónimo de Wireless Fidelity.


Esta tecnología funciona por medio de puntos de acceso Wi-Fi que se conocen con el término de “HotSpot” y que están ubicados en diferentes localidades públicas (fuera de su hogar u oficina) con un alcance limitado de servicio; usualmente de hasta 300 pies sin obstrucciones.


Esto, a través de antenas que transmiten la señal en dicha área, la cual es detectada y recibida por las computadoras y/o dispositivos con receptores de esta tecnología que se encuentren dentro del radio de acción de las referidas antenas de Wi-Fi, logrando de esta forma una conexión a Internet inalámbrico a una excelente velocidad.


La tecnología Wi-Fi no es lo mismo que la tecnología de telefonía celular de tercera generación (3G), con la cuál también se puede lograr una conexión a Internet de forma inalámbrica, pues, aunque ambos servicios tienen un mismo fin: brindar acceso a Internet inalámbrico, la tecnología Wi-Fi hace uso de las instalaciones y conexiones del servicio ADSL, conocido comercialmente como Internet de alta velocidad, el cual se ofrece por las líneas telefónicas alámbricas, desde donde se conecta la antena de transmisión de señal Wi-Fi (como la colocada en la foto de este artículo) para cubrir de forma inalámbrica un área determinada, generalmente toda la casa, oficina o un centro comercial, universidad, etc.


Sin embargo, el Internet inalámbrico o móvil de tercera generación (3G) utiliza la red celular móvil para proveer al cliente acceso a Internet con velocidad hasta 1MB, mientras viajan en su vehículo o si están en lugares donde no tienen acceso a Internet.


Fuente: www.hoy.com.do

0 Comments:

Post a Comment



Entrada antigua Página principal